viernes, 24 de febrero de 2012

Remedios caseros para el lupus

Es importante observar que el lupus suele aparecer en brotes. En otras palabras, puede haber largos periodos de tiempo en que la persona que lo padece permanece sin presentar síntoma alguno, dando la sensación de que el lupus se ha curado completamente.

Sin embargo, no es así, ya que, tras un periodo de tiempo variable, suele aparecer un nuevo brote, a veces, hasta más intenso que el anterior.



Remedios populares

Remedio para el lupus 1: Verter una cucharada de valeriana en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, dejar refrescar y colar. Tomar una taza con el fin de reducir el estrés y la depresión los cuales pueden aumentar el dolor.

Remedio para el lupus 2: Tomar un baño de agua bien caliente entre 20 y 30 minutos lo que facilita el sueño. El agua caliente también ayuda a desinflamar las articulaciones y los músculos. Si no se tiene acceso a una bañera, un baño con agua tibia ayudará.

Remedio para el lupus 3: Sumergir las manos en vinagre y agua. Muchas personas que sufren de lupus aseguran que al meter sus manos adoloridas en una palangana con agua tibia y unas cuantas cucharadas de vinagre blanco hace que se desaparezca el dolor.



Recomendaciones

Conversar sinceramente con su familia y amigos con relación al patrón impredecible del lupus y la forma en que afecta.

Hacer ejercicio moderado en forma regular para mantenerse activo físicamente siempre que la enfermedad lo permita.

Poner atención a los dolores para que se pueda controlar.

Conocer aquello que causa molestias Es importante aprender a detectar qué genera los síntomas para evitarlo. Por ejemplo, las personas que son sensibles al sol en ocasiones empiezan a sentirse mal cuando permanecen demasiado tiempo expuestas a éste. Se ese es el caso, se debe evitar la exposición directa y prolongada al sol y a la luz ultravioleta de fuentes artificiales (como tubos fluorescentes). Es necesario señalar que cuando se salga, se debe usar bloqueador solar, sombreros de ala ancha y se debe cubrir otras partes del cuerpo que estén expuestas.

Adoptar una dieta donde se reduzca el consumo de grasa (un máximo de entre 20 y 30 %). Igualmente, es importante consumir alimentos que refuercen el sistema inmunológico.

Acudir de inmediato a la sala de urgencias en caso de manifestar:

Dolor en el pecho.
Un ataque intempestivo.
Falta de aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada