miércoles, 22 de febrero de 2012

Remedios caseros para la cistitis

Remedios populares

Remedio para la cistitis 1: Beber un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y dos de miel pura con cada comida.

Remedio para la cistitis 2:. El comer tres dientes de ajo al día

Remedio para la cistitis 3: Ingerir un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio dos veces al día

Remedio para la cistitis 4: Tomar una infusión hecha con barbas de maíz. Para ello, se debe hervir tres cucharas de barbas de maíz en una taza de agua por 10 minutos.

Remedio para la cistitis 5: Tomar una infusión de perejil. Para su elaboración, se debe tomar dos cucharadas de perejil y hervirlo en una taza de agua por 10 minutos.

Remedio para la cistitis 6: Tomar cuatro cucharaditas de raíz de malvavisco las cuales deben ser remojadas durante toda la noche en un cuarto de galón (un litro) de agua. Se debe beber durante el día.

Remedio para la cistitis 7: Verter una taza de agua hirviendo sobre un puñado de hojas de abedul. Dejar reposar diez minutos. Tomar una taza tres veces al día.

Remedio para la cistitis 8: Elaborar una infusión a base de bayas de enebro levemente molidas. Beber una taza por la mañana y otra por la noche.

Remedio para la cistitis 9: Tomar un baño de asiento con agua templada a la que se añadirán unas gotas de aceite esencial de pino.

Remedio para la cistitis 10: Lavar medio kilo de cerezas sin extraerles el rabito y poner al baño maría. Cocer hasta que estén muy blandas y, con una cuchara de madera, aplastar ligeramente, A continuación extraer algunos huesos, se rompen y vuelve a introducir en el recipiente. Continuar hirviendo hasta que se conviertan en una pulpa. Filtrar el resultante hasta la última gota de jugo y mezclar, en una cacerola, con250 gramos de azúcar de caña sin retinar. Volver a llevarlo a ebullición hasta obtener la consistencia de un jarabe. Guardar en un recipiente seco y lo tapar herméticamente. Tomar una cucharada diariamente cuando se sufre de cistitis.

Remedio para la cistitis 11: Combinar a partes iguales estigmas de maíz, hojas de gayuba, y malva. Colocar 1 cucharada de la mezcla en una taza de agua. Hervir durante 3 minutos, dejar reposar y filtrar. Endulzar con miel y tomar hasta 3 tazas diarias, acompañando de un consumo abundante de agua.

Remedio para la cistitis 12: Combinar a partes iguales bolsa de pastor, con cola de caballo y ortiga verde. Mezclar cuatro cucharadas de la mezcla en un litro de agua. Hervir 5 minutos y dejar 10 más en reposo. Beber a pequeñas dosis durante todo el día, la primera toma en ayunas y el resto después de haber comido algo.

Remedio para la cistitis 13: Hervir 2 cucharadas de manzanilla y 3 dientes de ajo crudo en un litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego, dejar refrescar y colar. Realizar un lavado vaginal con esta preparación preferiblemente en la noche antes de dormir.

Remedio para la cistitis 14: Hervir dos puñados de brezo en un litro de agua durante unos 5 minutos. Dejar reposar y colar. Verter en un recipiente suficientemente ancho como para poder realizar un baño de asiento con esta preparción.




Realizar estos baños por la mañana o antes de dormir durante 5 minutos.

Remedio para la cistitis 15: Lavar y partir en pedazos 125 g de germinado fresco de alfalfa, 1/4 de pimentón verde y 3 ramitas frescas de poleo. Lavar, pelar, extraer las semillas y partir 4 tomates rojos. Licuar todos los ingredientes en un vaso de agua, colar y beber media hora antes del desayuno hasta lograr mejoría.

Remedio para la cistitis 16: Agregar 1 taza de cebada a un cazo con agua hirviendo y tapar. Después, adicionar la corteza de un limón y hervir la mezcla a fuego lento hasta que la cebada se ablande. Colar todo y reservar el líquido para tomarlo a lo largo del día a pequeños sorbos.

Remedio para la cistitis 17: Tomar tres vasos de jugo de arándanos ácidos al día, ya que esta fruta contienen una sustancia que impide a las bacterias fijarse en las paredes de las vías urinarias y, por ello, son fácilmente expulsadas del organismo con la orina.

Remedio para la cistitis 18: Preparar un caldo con 3 ó 4 cebollas en 1 litro de agua y beberlo a lo largo del día.

Remedio para la cistitis 19: Rallar 3 rábanos picantes y hervirlos con semillas de mostaza en un litro de agua durante 10 minutos. Tomar este jugo a lo largo del día.



Recomendaciones

Tomar muchos líquidos. Es necesario, ante la primera señal de infección, tomar, por lo menos, un vaso de agua de ocho onzas cada hora. Con lo cual se limpia la vejiga y se expulsa las bacterias que podrían estar ocasionando la cistitis.

No esperar demasiado si siente la necesidad de orinar. La vejiga se debilita por el hecho de tener que extenderse para aumentar su capacidad y darle espacio al exceso de orina. Debido a ese debilitamiento, la vejiga no tiene la fuerza suficiente para expulsar la orina haciendo que los gérmenes y las bacterias queden en el sistema urinario.

Aplicar calor Es recomendable aplicar una compresa caliente para aliviar el dolor en el bajo abdomen.

Tomar un baño de asiento. Si tiene mucha sensación de quemazón, un baño caliente de asiento puede calmar el dolor. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deben tomar este tipo de baños por períodos largos, ya que puede causar defectos de nacimiento o abortos espontáneos.

Mantener la higiene antes de tener relaciones. Solicite a su pareja que se lave sus áreas íntimas. Igualmente, se recomienda el uso de condones en el caso de los hombres que tienen parejas sexuales múltiples.

Usar ropa interior de algodón. Se aconseja usar ropa interior de algodón. En el caso de las mujeres, las medias panties forradas con algodón, y la ropa suelta le permitirá respirar a la región genital, y también la mantendrá seca. Para los hombres, los calzoncillos tipo pantalón corto son preferibles a los ceñidos.

Evitar las bebidas alcohólicas. El alcohol es un irritante de las vías urinarias. Por ello, se debe evitarse durante una infección en la vejiga.

Cambiar el método de control de la natalidad. El uso del diafragma puede comprimir el cuello de la vejiga y al lastimarlo, provoca una inflamación que obstaculiza el paso de la orina. Igualmente, las jaleas y las espumas espermicidas causan disturbios en los mecanismos defensivos de la vagina permitiendo que las bacterias sobrevivan y pasen a la vejiga. Por esa razón, se recomienda cambiar estos métodos de control de natalidad.

Llevar un diario de sus infecciones de la vejiga. Es aconsejable que una persona que sufre de infecciones recurrentes de la vejiga, lleve un diario para identificar las pautas que preceden a un ataque. De esta forma puede descubrir si sus infecciones están relacionadas con contactos sexuales u otros factores para poder realizar cambios.

Ir a un médico en los siguientes casos:

Historia clínica de problemas con el riñón
Diabetes
Embarazo
Temblores o vómitos
Fiebre que le aumentan después de 48 horas de tratarse en casa
Sangre en la orina
Lesión abdominal o en la espalda en las dos semanas previas
Presión arterial alta
Mayor de 50 años (hombre)
Sospecha de poseer una enfermedad transmitida sexualmente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada