viernes, 24 de febrero de 2012

Remedios caseros para la laringitis

Remedios populares

Remedio para la laringitis 1: Preparar una olla de agua hirviendo con las hojas de salvia o eucalipto o aceites esenciales tales como salvia, eucalipto o lavanda. Después de 10 minutos, retirar la olla de la estufa. La persona se coloca una toalla en la cabeza, como si fuera una tienda de campaña, luego se inclina sobre el recipiente, y respira en el vapor por la boca.

Remedio para la laringitis 2: Preparar una taza (250 ml) de agua hirviendo y verter 1 ó 2 frambuesa durante 10 minutos y luego con esa agua se debe hacer gárgaras.

Remedio para la laringitis 3: Comer ciertos alimentos como el jengibre, la miel, limón, y zumo de piña.

Remedio para la laringitis 4: Envolver el cuello con una toallita impregnada de agua tibia y mantenerla contra el cuello durante 15 minutos.

Remedio para la laringitis 5: Hacer gárgaras con agua salada tibia

Remedio para la laringitis 6: Beber una infusión de piel de mandarina en caso que haya perdido temporalmente la voz debido a una laringitis.

Remedio para la laringitis 7: Beber una mezcla a base de clara de huevo, jugo de limón y azúcar con el fin de recuperar la voz.

Remedio para la laringitis 8: Rallar unos rábanos picantes y agregar el zumo de un limón y media cucharadita de miel, Verter en un vaso de leche tibia y dejar reposar la mezcla. Luego, colar y tomar la preparación.



Recomendaciones

Descansar las cuerdas vocales y procurar mantenerse sin hablar dos días. Si tiene necesidad de comunicarse, no susurre, ya que, al hacerlo, sus cuerdas vocales se golpeen entre sí con la misma fuerza que si se estuviera gritando. Es mejor, comunicarse por escrito.

Lavarse las manos con frecuencia y minuciosamente y evitar el contacto con personas que pudieran estar enfermos.

Practicar una técnica de relajación o de ejercicio para reducir el estrés

Evitar fumar, el humo del cigarrillo puede empeorar la laringitis.

Tomar más líquidos que incluye de ocho a diez vasos de agua al día, jugos y té con miel o limón.

Comer frutas y verduras crudas.

No usar hielo. Los líquidos tibios o calientes son los mejores. Las bebidas frías sólo agravan el problema.

Evitar el alcohol, ya que puede irritar la garganta

Usar un humidificador de aire frío. La mucosa que recubre las cuerdas vocales debe conservar su humedad. Cuando ésta se pierde, el moco puede volverse pegajoso formando una superficie muy atractiva para las bacterias.

Respirar a través de la nariz. Respirar por la nariz es una forma de humidificación natural. Las personas que tienen tendencia a abrir la boca para respirar o cuando están dormidos pueden sufrir con más frecuencia de esta dolencia, ya que exponen la laringe al aire seco y frío. Por ello, es necesario evaluar la manera de respirar.

Verificar los medicamentos que se consumen. Determinados fármacos recetados para la hipertensión arterial, problemas con la tiroides y los antihistamínicos pueden causar mucho resecamiento en las mucosas y, con ello, pueden facilitar la laringitis.

Consultar a un médico si:

Los síntomas duran más de 10 días
Existe dolor intenso y dificultad para tragar saliva.
Se presenta tos con expulsión de sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada