viernes, 24 de febrero de 2012

Remedios caseros para las hemorragias nasales

El fin de detener el sangrado, lograr su completa curación y, a la vez prevenir su recurrencia, existen varios remedios caseros y naturales que se pueden emplear como los siguientes:


Remedio para las hemorragias nasales 1: Presionar con los dedos la nariz (en su parte blanda) y respirar, lentamente, por la boca.

Remedio para las hemorragias nasales 2: Aplicar paños fríos sobre la frente y la nuca, ya que el frío, especialmente sobre las vértebras cervicales, excita el sistema nervioso simpático, lo que provoca la contracción de los vasos sanguíneos.

Remedio para las hemorragias nasales 3: Empapar bolas de algodón en jugo de limón y colocarlos dentro de los orificios nasales. Cambiarlos después de media hora.

Remedio para las hemorragias nasales 4: Hervir una taza de agua en un cazo. Retirar del fuego y agregar 3 cucharadas soperas de bolsa de pastor. Cubre el cazo, dejar reposar durante 5 minutos y filtrar. Empapar un algodón con esta infusión, escurrir y formar dos bolitas y colocarla dentro de los orificios nasales. Respirar por la boca. La bolsa de pastor es una planta utilizada desde la antiguedad por sus propiedades coagulantes y astringentes.

Remedio para las hemorragias nasales 5: Preparar un té de ortigas. Para ello, se debe echar 3 cucharadas grandes de ortigas secas en un vaso de agua hirviendo y dejar que repose durante 5 minutos. Mojar un algodón con esta infusión y colocarlo dentro de la fosa nasal sangrante.

Remedio para las hemorragias nasales 6: Taponar el lado sangrante con algodón humedecido en vinagre blanco. El ácido del vinagre cauteriza suavemente.

Remedio contra las hemorragias nasales 7 Mezclar en cantidades de 20 g ciprés, bolsa de pastor, cola de caballo y anís verde, por medio litro de agua. Hervir durante 3 minutos, dejar en infusión y colar. Empapar un algodón y aplicar sobre la fosa nasal, manteniendo la cabeza inclinada hacia atrás durante unos minutos.

Remedio contra las hemorragias nasales 8 Picar en pedacitos pequeños media cebolla y mezclar con perejil previamente cortado. Hacer un tapón que se colocará en la fosa nasal que sangra. Luego, frotar la frente con un paño empapado en alcohol.

Remedio contra las hemorragias nasales 9 Verter un puñado de la planta llamada cola de caballo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, colar y cuando esté fresco, lavar la nariz con este cocimiento.

Remedio contra las hemorragias nasales 10 Calentar varias hojas de alfalfa y luego colocar, a modo de emplasto, en la entrada de la fosa nasal que presenta la hemorragia.

Remedio contra las hemorragias nasales 11 Poner hojas de yerbabuena frescas y lavadas en las fosas nasales y la sangre dejará de fluir.

Remedio contra las hemorragias nasales 12 Hervir 2 cucharadas de menta en una taza de agua durante 5 minutos. Tomar esta infusión la cual favorece la coagulación inmediata de la sangre resultando eficaz para las hemorragias nasales.

Remedio contra las hemorragias nasales 13 Colocar un pañuelo entre la parte interna del labio superior y la encía del mismo lado donde se tiene la hemorragia. Presionar ligeramente.



Recomendaciones

Consumir menos salicilatos. Si una persona es propensa a sufrir de hemorragias nasales debe evitar los alimentos con salicilatos, parientes de la aspirina, que están presentes en el café, y en algunas frutas como duraznos, manzanas, todas las moras, uvas y ciruelas pasas.

Controlar la presión arterial. Los hipertensos presentan tendencia a padecer sangrados nasales. Por ello, se recomienda consumir alimentos con poca grasa y bajo en colesterol.

Escoger con cuidado los anticonceptivos orales. El estrógeno influye en la producción de moco. Todo lo que altere el equilibrio del estrógeno (como el consumo de anticonceptivos orales) en el organismo de la mujer puede ocasionar temporalmente una mayor propensión a los sangrados nasales. Por ello, se recomienda, si se sufre problemas de sangrados nasales, que la mujer, con ayuda de su doctor, escoja la mejor alternativa anticonceptiva para el control natal.

No fumar. El tabaquismo puede causar resequedad en la cavidad nasal que puede contribuir a la aparición de hemorragias nasales. Por ello, se aconseja dejar de fumar si se sufre frecuentemente de este tipo de dolencia.

Humidificar el aire. Si se vive en un ambiente seco, se recomienda la utilización de un humidificador (especialmente que tenga una capacidad de varios litros de agua) el cual evitará que la nariz se reseque y pueda aparecer hemorragias.

Sin embargo, es necesario mantenerlo adecuadamente limpio, ya que puede ser un foco de moho lo que puede empeorar la condición de las membranas nasales. Para ello, se debe llenar el dispositivo con partes iguales de agua y vinagre blanco y dejarlo funcionar al menos durante 20 minutos.

Sentarse derecho. Si una persona se recuesta o echa la cabeza atrás, puede tragarse la sangre lo que puede provocar vómitos. De allí que se recomienda permanecer sentado con la cabeza recta.

Consumir alimentos con vitamina C, ya que es necesaria para la formación de colágeno, que genera un recubrimiento húmedo y protector para los senos paranasales y para la nariz.

Tomar hierro. Si padece de frecuentes hemorragias nasales, se recomienda tomar alimentos con hierro para recuperar el caudal de sangre, ya que, muchas veces, estas hemorragias son producidas por anemia.

Recibir atención médica inmediata, si:

La hemorragia nasal continúa a pesar de haber aplicado diferentes remedios caseros.
La persona que sufre de la hemorragia nasal es de la tercera edad y padece de arteriosclerosis.
La hemorragia nasal se inicia en el fondo de la nariz. Eso puede suceder si se tapona la nariz y siente que la sangre corre hacia abajo por el fondo de su garganta.
La persona sufre con frecuencia de hemorragia nasal y se hace moretones fácilmente o hay antecedentes familiares con problemas de coagulación, ya que podrían ser un signo de un problema en la sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada